Crónica de un drama anunciado


Domingo 8 de noviembre de 2020, el mundo es azotado por un enemigo invisible, el cual ha originado un daño inaudito. Estamos viendo cómo muere gente día tras día, sin distinción de edades, ideologías, patologías o sexos, pero además ha destruido la economía, de momento hablaré de la nuestra, la española.

Empecemos a analizar el problema base, hoy llegan nuevas restricciones en Andalucía, especialmente duras para mi ciudad, Granada. Resulta que son necesarias, para nada las pongo en duda, pero si me gustaría hacer esta pregunta, ¿se deberían haber tomado antes?.

Las decisiones se están tomando con criterio político y no científico, primer error, además de que bajo mi opinión, es un criterio que no es objetivo, enfocado en la mayoría de las veces en las rentas políticas que puedan causarse. Otro de los graves errores, es que mientras que la comunidad sanitaria se encuentra desbordada, doblando turnos, dejándose la piel, las personas que tienen que velar por el bienestar de la ciudadanía, se encarga de pelear, desproticarse los unos a los otros, peleando de si el español debe dejar de ser el idioma prinicipal de España, madre mía, pero la gente muriendo, los sanitarios dejándose la piel, y la Pequeña Empresa, si, la PYME, que supone el 99,2% del tejido productivo de este país se está muriendo.

Resulta que no hay políticas para ayudar a la PYME, resulta que no hay suficientes ayudas para una situación extremadamente Crítica, eso si, para subirse sus señorías los sueldos, Si, para subir los impuestos en estos momentos que los negocios están cerrando y agonizando, Si. Para aumentar el gasto público sin sentido, Si.

Por mi parte lo tengo claro, ahora más que nunca, aunque creo que siempre he tenido mi ideas claras. Aquí los autónomos y pequeños empresarios somos los que tenemos que tomar cartas en el asunto, porque “somos el burro de los palos”, pero somos los que seguimos tirando del carro. Ahora mas que nunca debemos seguir unidos, intentar trabajar en la medida de lo posible con nuestras instituciones mas cercanas, que en definitiva son los que conviven con nosotros y en cierto modo ven nuestra realidad de forma más cercana.

Es cierto que el miedo, la ansiedad se apodera de nosotros, pero no ganamos nada, solo hace que nos bloqueemos, y ahí esta nuestra fuerza y superpoderes, si, superpoderes, porque esta claro que los Autónomos y Empresarios son Superhéroes, aunque muchos los quieran demonizar.

Solo decir que ¡Animo!, que la gente que tenemos equipos de personas, traslademos en la medida de lo posible un estado de tranquilidad a nuestros equipos, y mas que nunca, ahora debe haber mas unión en todos los sentidos, empleados con jefes, clientes y empresas, administraciones con criterio, acercarse a su ciudadanía, porque algo tengo claro, si no nos unimos y vamos en el mismo sentido, esto pinta mal.

Mi mas sincero apoyo, esto será algo que tendremos que contar como algo pasado, porque no hay mal que cien años dure. Y como digo, la vacuna para este virus es la “Social”, está en nuestras manos el curar las heridas que esta pandemia está dejando a nivel social, Juntos podremos salir adelante.

¡Ánimo!

Seremos tan fuertes como unidos estemos, y tan débiles como lo divididos que estemos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s