Sentido común


SENTIDO COMUN

Se habla de cambio, de transformación digital, de inflación, que si no hay producto, que si los precios de la materia prima están mas que elevados, que si patatín o patatán.

Las empresas tienen que adaptarse, los ciudadanos tienen que adaptarse, que si hay que hacer un esfuerzo extra para sacar adelante nuestro país, pero, ¿nuestros gobernantes saben en que situación se encuentran?, primero, las circunstancias que mueven a nuestra sociedad, segundo, ¿en que circunstancias se encuentran ellos?.

El cambio tiene que empezar por la base, el sistema donde se sustenta nuestro país.

¿Qué pasaría si en este cambio que se nos dice, empezasen con el sistema de gestión de las Administraciones Públicas?, ¿y sí el sistema político que tenemos se renovase por completo?.

¡Houston, tenemos u problema!, se ha perdido el sentido común, seguimos viviendo en un sistema desfasado, corrupto, sin un propósito definido, perdón, sí está definido, el enriquecimiento de los políticos ineptos, inhumanos que solo buscan no perder el sillón, mirarse su propio ombligo, enfrentando a ciudadanos, que en mi vida había visto mas odio y menos comprensión si no piensas diferente u opinas diferente, ¿pero esto no es democracia?.

Mientras tanto el nivel de pobreza se dispara, no paran de cerrar empresas, el aumento del paro está descontrolado, se premia al vago y se castiga al productivo.

El concepto de política se ha perdido, ¿cuál es la definición de política según la Academia Real de la Lengua?

«Conjunto de orientaciones o directrices que rigen la actuación de una persona o entidad en un asunto o campo determinado. Su política es no ofender a nadie.»

Ojo a la última frase, no ofender a nadie, jajaja, pero si cuando se ve un debate el tú mas y tú peor hace que sean guerras verbales de insultos y en mi opinión, actitudes verdaderamente vergonzosas.

¿Habrá alguien que ponga sentido común a este despropósito?, ?habrá alguien que ponga coherencia a lo que se necesita en este mundo?, bueno, me voy a enfocar en este país.

Es triste ver como los jóvenes tienen que emigrar para buscar esa estabilidad, felicidad que en definitiva es la obligación de nuestros políticos, buscar el bienestar y felicidad de todos los ciudadanos, independientemente ideologías, ¡de todos los ciudadanos!, no solo de los gobernantes.

¿Te imaginas una clase política que implantara sentido común a este sistema?, por ejemplo:

  • Adelgazar el gasto público, que es mas que posible y necesario.
  • Reordenar competencias, centralizar las más importantes, eliminar aquellas que no funcionan.
  • Definir las bases de los gobernantes, asignaciones y sueldos establecidos con criterio, sin abusos, porque lo primero que tienen que aprender es a dar ejemplo, El poder no puede ser que la gente se endiose y se conviertan en intocables.
  • Fuera regalitos y prestaciones absurdas y por supuesto, injustas.
  • Fuera chiringuitos y el despropósito en asesores para el dirigente, entiendo que tenga que tener algún asesor, pero los justos, porque si necesita asesor para todo, empezamos de nuevo, usted no está preparado para dirigir una Administración Pública. ¿Te imaginas un médico que tenga que tener asesores para ejercer su profesión en todos sus ámbitos?,

He enumerado una mínima parte, pero me apuesto con quien quiera, que simplemente esto haría que las cuentas públicas empezarían a sanearse.

Esto es tan fácil como ver que hacen otros países que funcionan y copiarlos, eliminemos el desempleo, sí, eliminar el desempleo, y si el empleo retribuido, eliminemos sueldos vitalicios de los políticos, repito, hay que dar ejemplo a la ciudadanía, que son los que están fritos a impuestos, se dice que los primeros 165 días de trabajo, son para pagar impuestos, el resto para vivir, ¿de verdad?, además impuestos para todo.

Hay que gestionar, hay que dar ejemplo, hay que trabajar para dar bienestar a la sociedad, porque es la única forma de eliminar la ruina que tenemos encima, y no me gusta ser catastrofista.

En fin, mis canas empiezan a darme la libertad de ser políticamente incorrecto, pero me da miedo de nuestras generaciones que nos siguen, me indigna ver la diferencia social que se ha creado, empezando por la clase política y luego los demás, ¡noooo!, todos debemos tener las mismas oportunidades y ser iguales, ¡Ante la Ley!.

Siempre he dicho que soy apolítico, porque me da la libertad de pensar libremente y no estar sujeto a obedecer como borrego a los que otros me impongan, estamos en el siglo XXI, estamos en la era de la información, donde la Inteligencia Artificial ya mismo superará a la del humano.

Todo lo que digo habrá gente que lo vea bien, pero, ¿quién es el que le pone el cascabel al gato?, a los políticos, por favor, vuelvan a definir el concepto de política, la misión de la misma, unir a la sociedad y buscar el bienestar de todos, independientemente del pensamiento que tenga cada uno, dejen de funcionar como mafias, que eso no es política.

Hay que bajar la deuda, hay que hacer políticas que sean para avanzar y no para retroceder, para ayudar al trabajador, honrado y que aporta, y al contrario, por supuesto lo que tenga que ser, no somos unos mas que otros, somos todos iguales, y eso, no lo practican en sus nubes y en sus privilégios infundados.

Mi receta, Sentido común y mas sentido común.

Opinión de  Miguel Angel Fernández


  • Empresario del Sector, MAFER Electrónica
  • Consultor y CEO de Eifactor
  • Presidente de la Asociación de Empresarios, Comerciantes y Autónomos de Maracena (ECAMA)

¿Qué está pasando en el mundo empresarial?

Son muchas las incógnitas que surgen en estos momentos, donde los empresarios y autónomos vivimos en una constante tormenta. Vivimos en una constante crisis, cuando no es por una cosa, es por otra, vivimos en un profundo mar de información y de datos, que somos incapaces de asimilar y analizar, políticamente estamos en una inestabilidad, que no da seguridad a inversores y por supuesto al motor de este país, las PYMES que forman casi el 97% del tejido empresarial de España.

Ahora mas que nunca es cuando fabricantes, que en multitud de ocasiones y bajo mi humilde opinión, pienso que están equivocando las estrategias, donde están mas separados de las pequeñas tiendas, mas centrados en internet vendiendo directamente y enfocados en grandes plataformas o grandes superficies, es aquí donde las plataformas deben jugar ese papel de no solo ser meros mayoristas de producto, son las primeras que deben actualizarse y adaptarse a una nueva época.

Son momentos de aunar fuerzas y crear verdaderas alianzas entre punto de venta, plataformas y fabricantes.

Se dice que los puntos de venta tienden a desaparecer, y es algo que es “mentira”, el punto de venta especializado siempre existirá, por supuesto aquél que se adapte a este mundo tan cambiante.

Estamos inmersos en la 4ª Revolución Industrial, prácticamente desde 2019, donde la Digitalización está cambiando de nuevo la forma de relacionarnos, de hacer negocios y cambios sociales que traerán una gran trascendencia. Hay que subirse a este tren si queremos seguir presentes en este complicado mundo, se trata de adaptarnos.

Hay que ver que hacen las grandes multinacionales, incluidas marcas como Amazon, que están buscando montar puntos de venta en las grandes ciudades, y es así, que nadie lo dude, pero aquí jugamos con ventaja, pero eso sí, modernicemos nuestros negocios y sigamos estando presentes con un buen propósito de venta y sabiendo que nos demanda el cliente.

Hay que enfocar nuestros negocios con objetivos claros y por supuesto, con la idea del crecimiento, es la única forma de no retroceder, tendremos que ser inteligentes y lo que no controlemos o no sepamos, tendremos que externalizarlo,  no podemos ver como gasto esas oportunidades que nos servirán como palanca para que nuestros negocios sigan latentes y presentes.

Concluyendo

  • Unirse y hacer alianzas con esas plataformas y asociaciones que aporten valor a los puntos de venta
  • Centrarse y focalizarse con marcas que realmente apuesten por la tienda especializada y de barrio.
  • Externalizar y apoyarse en empresas que nos aporten palancas para seguir creciendo

¡Asunto urgente! ¡Despertar!


Estoy viendo un titular en el cual anuncian la luz al final del túnel para los comercios, eso sí, con la desaparición de 30.000 puestos de trabajo solamente en el sector textil, con el cierre del 25% de Empresas y con las ventas un 35% por debajo de niveles precrisis. ¿De verdad?, ¿esto es el final del túnel?, hablamos solamente de uno de los sectores.

Mientras tanto hay que cambiar patria por matria, porque es intolerable este concepto, mientras millones de personas están entrando en una situación de pobreza, de desesperación, donde miles de empresas y autónomos están viéndose abocados a cerrar sus negocios, sus sueños, sus ahorros, en definitiva, «su vida», donde miles de personas ven como pierden su trabajo.

Es necesario despertar y empezar a tomar medidas urgentes, políticas que ayuden a reactivar una economía muy dañada y con muy malas previsiones reales, políticas que ayuden a las PYMES y Autónomos a que puedan seguir tirando del carro de la Economía, los únicos que pueden seguir sacando a este país de la situación en que se encuentran, y a esos que dicen que el número de emprendedores y autónomos está aumentando, no nos engañemos, son personas que sin conocimientos y sin habilidades, que por supuesto se pueden aprender, se meten de autónomos y abren empresas en una huida a la desesperación por no encontrar un trabajo, donde se juegan sus pequeños ahorros o directamente se endeudan para buscar una salida a una situación compleja.

Hay que evitar el seguir regalando, premiando al vago y a los aprovechados de sueldos, subvenciones o prestaciones que hacen que esta serie de personas vivan del cuento y chupando de la teta boba toda su vida, mientras trabajadores, autónomos y empresarios se dejan la piel pagando de forma descompensada todos estos desajustes en la contabilidad de las arcas de dinero público.

Es hora de echar el freno y ver la verdadera razón de la política y no en lo que se ha convertido, en la principal industria donde mas dinero se mueve, la industria política, pero el problema que es dinero público y no se está llevando a los verdaderos fines necesarios para que una Economía sea fuerte y estable.

Asunto urgente, «Gestionar».

Existe algo muy difícil en estos momentos, donde la política, bajo mi parecer esta creando mas desigualdad, donde la política esta creando mas separatismo entre personas, familias, amigos. ¡Ojo!, aquí es imperdonable que la gente no entre en este juego, deje de comportarse como borregos y empiecen a usar las neuronas.

Imperdonable dónde se está llevando a la educación, donde no se premia el esfuerzo, capacidades, aptitud y actitud, ¿pero realmente somos conscientes de esto?. ¿qué profesionales tendremos?, ¿se imaginan un médico con diferentes asignaturas suspensas?, ¿es justo que tengan la misma suerte que aquel que si trabaja y esfuerza por ser el mejor, por estar preparado de verdad?. Eso así no funciona

Desde las Administraciones Públicas tienen que centrarse en gestionar, hacer que sean eficientes, buscar la productividad del funcionario, donde por desgracia unos pocos hacen que el concepto de funcionario sea algo que empieza a denotar imagen negativa en base a eso, al trabajo, productividad, responsabilidad, hay que hacer que no paguen justos por pecadores, pero para eso es necesario tener un responsable, valga la redundancia, responsable.

Asunto urgente: Adelgazar el gasto público innecesario, adelgazar la burocracia en las Empresas, para que estas puedan dedicarse a lo que realmente tienen que hacer, dirigir sus negocios para tener capacidad para crecer, invertir, contratar, etc…. Buscar el equilibrio que dé fuerza a nuestra economía y a la marca España. Dejar de criminalizar a las Empresas y hacer esa caza de brujas que está ocurriendo en estos momentos, donde hay que recaudar a cualquier precio, aunque hayan criaturas con el agua al cuello.

Hay que adelgazar la presión fiscal que existe en este País, Las Empresas deben pagar en base a los beneficios, que obtengan, pero ahora mismo el sistema que tenemos está al nivel de unos 160 días de trabajo de las empresas, autónomos esta dedicado a pagar, se gane o no en impuestos.

21% de IVA, mas de una quinta parte de todo lo que adquirimos o consumimos es ya impuesto directo, seguimos sumando con IRPF, Tasas, Sucesiones, Donaciones y un largo etc…

Bueno, esta es mi humilde opinión y visión ante una situación que entiendo empieza a ser crítica. Pero tenemos el problema que no hay quién coja las riendas de forma decidida, responsable y de forma firme por reconducir a la senda del crecimiento y estabilidad a nuestro país.

¿Verdad o Ruido?


Vivimos en un mundo cada vez mas hiperconectado, donde el ruido nos confunde además de escondernos la realidad. Solo tienes que ver cuando intentas centrarte en algo, y cada segundo se cruza una infinidad de información que te distrae y te saca de lo que estabas haciendo.

Este ruido es tal, que nos tiene totalmente aturdidos, los megadatos de información que recibimos es tan bestial, que está originando grandes problemas en la sociedad, confusión, ignorancia, apatía, incluso infelicidad.

Si nos fijamos en el ámbito empresarial, cada vez es mas difícil hacer mas visibles nuestras empresas, en un mundo digital en el que destacar o ser visible es un verdadero reto.

Pero, ¿qué es lo más grave de este ruido?, pues por mi parte lo tengo claro, resulta que somos marionetas aturdidas por tanto «ruido». Donde las noticias, la política, la publicidad, etc…, nos confunde y hace que nos manejen como robots, donde cada vez somos menos racionales en nuestros comportamientos.

El mundo digital ha traído grandes cosas y oportunidades, pero también ha generado mucha infelicidad, mucha ansiedad, mucha incertidumbre y en general bastante inestabilidad.

A esta nueva realidad de vida, se nos agrava con la actual situación de la pandemia, donde se ha perdido en gran medida el contacto humano, tan necesario en el ser humano, porque queramos verlo o no, necesitamos ese abrazo, ese contacto y por supuesto el reír y disfrutar, algo que no es capaz de darnos una máquina (ordenador, teléfono, televisión…)

Creo que la verdadera transformación hacia una vida realmente plena para el ser humano empieza en el punto de silenciar el ruido.

¿Toda la información que recibimos es verdad?, por supuesto que no, y ahí radica tanta confusión que nos lleva a ser las marionetas, comenzamos con las ansias de poder que la política genera, sí, «Ansias de Poder», donde ciertos elementos, por llamarlos de alguna forma juegan con la información para manejarnos, donde compruebas que lo que predican no es lo que ellos hacen, donde lo mas importante es el poder que les hace canallas y gente totalmente insensible, que no les importa nada. Y me pregunto a cada instante, ¿tanto nos aturde el ruido que no somos capaces de ver la verdad?, ¿cómo somos tan borregos que nos hacemos seguidores de vendedores de humo?, ¿Tan idiotas e ignorantes somos?, efectivamente, no sé si es el ruido en sí o lo ignorantes e idiotas que llegamos a ser por no usar esas neuronas que nos queden vivas en nuestro cerebro.

El gran reto que me planteo es el de despejar mi mente de tal forma que no quiero ver tanto ruido que me idiotice y me haga fanático de falsos vendedores de humo o falsas verdades, en lo personal necesito rodearme de personas que me aporten música, tranquilidad y felicidad, nada de ruido tóxico.

En lo que no puedo controlar, como se trata de la industria política que se ha generado, donde el poder, el dinero y la insensibilidad hace de un gran tanque destructor de la sociedad, no quiero convertirme en una marioneta, creo que en algún momento debe producirse un cambio de personas coherentes que empiecen a ser mas humanas y mas sensatas y hagan que esos cargos por los que la gente llega a sacar su punto mas despreciable, ruin y canallesco, donde la dignidad vale de poco, cambie de verdad para hacer un buen fin. En definitiva haya gestión y no gobernanza por poder.

En la sociedad se necesita de personas transmisoras de buenas energías, basta ya de tanto catastrofismo, tanto infundir odio para hacer que la sociedad esté más separada y así poder controlarla mejor. Basta ya de no infundir valores y si derechos gratuitos que no llevan mas que a la destrucción del sistema, basta ya de castigar al honrado, trabajador y empresario, ¡Basta Ya!

Ojalá vuelva esa sociedad de hace años, donde el trabajo, el esfuerzo, la formación (formación de verdad y de calidad), no esa que te hace aprobar sin merecerlo, la que no enseña el valor del sacrificio y el esfuerzo, Donde las ideologías y pensamientos de cada uno no separaban. Ojalá la sensatez y la cordura llegue de nuevo a nuestras vidas, por nosotros y por nuestras generaciones futuras. Dejemos de ser esos egoístas inhumanos.

Balance final


Balance de estos dos últimos años, en los cuales hay muchas historias para contar.

Hace dos años, tomé el relevo de la Asociación de Empresarios, Comerciantes y Autónomos de Maracena, de la mano de mi antecesor Antonio Garrido, el cual deja el cargo por su jubilación, un 13 de diciembre de 2018 soy propuesto para ostentar dicho cargo.

La gran responsabilidad que en ese momento recojo, con el cariño de todos los socios y fuerzas vivas de nuestra ciudad hacen que realmente viva una noche muy agradable, pero con el amargor de que el día siguiente, es para mí un día muy marcado, por la perdida de uno de mis pilares fundamentales de mi vida, «Mi Padre».

Ese día tenía previsto acercarme a visitarlo, a contarle mis penas y mis alegrías, pero antes de poder hacer mi principal propósito ese día, sufro un grave accidente, el cual me ha dejado bastantes secuelas, marcando de nuevo otro antes y después de mi vida, otro mas.

A partir de aquí, mi vida vuelve a sufrir un brusco cambio de nuevo, como pasa ante cualquier crisis, a mí me ha vuelto a cambiar la vida. Tras varias semanas en el hospital y algunas que otras intervenciones, salgo del hospital, y mi primera visita, era la que dejé ese maldito 14 de diciembre pendiente, fecha que ya se me ha quedado grabada doblemente.

A partir de ahí con una larga recuperación, pero con el apoyo y un cariño descomunal de toda la gente de mi entorno, empiezo a distraerme con el cargo y la responsabilidad que se me había cedido, la de cuidar, enriquecer y hacer grande al tejido comercial y empresarial de Maracena, a la cual empiezo a dedicar el tiempo que el accidente me ha robado para dedicarle a mi negocio.

Hoy tengo que decir que esta Asociación es muy Especial, porque está conformada por un grupo de personas que son un ejemplo a seguir, donde recuerdo mis tiempos de niñez en los que la Ciudad de Maracena era un ejemplo de solidaridad y de unión de su gente. Esta gran familia que hoy formamos ECAMA han hecho que me sienta mas comprometido con mi cargo y funciones, porque mi mayor recompensa en estos años, ha sido sin duda el cariño y el apoyo de mi gente.

Volviendo al balance de estos dos años, el primero pasa entre mi recuperación y rehabilitación y mi dedicación casi por completo a hacer crecer un 125% el número de socios, a seguir luchando por nuestro comercio, por nuestras empresas y autónomos. Empezamos ese 2020 lleno de proyectos y de ilusión, donde los indicadores marcan la recuperación de un sector muy dañado y herido.

2020, vaya fecha, la cual quedará para los anhelos de la historia, fecha que con este maldito demonio llamado COVID-19, ha destrozado millones de familias, ha truncado miles de vidas de forma directa, y otras muchas de forma indirecta, porque ¿cuantas vidas se está llevando en otras circunstancias?, la otra gran pandemia que empieza con la salud mental de las personas.

Las PYMES vuelven a sufrir otro fuerte revés, si cabe mas brutal que las anteriores crisis, pero aun mas por ser tan incierta, ya que no es una crisis ni económica ni bursátil, es sanitaria, pero que gravemente destroza la economía de nuestra empresas.

A esto se une el mal ambiente político que se vive a nivel nacional, no hablo ni de unos ni de otros, porque siento que el total de nuestro espectro político no esta a la altura, a esto se une la incertidumbre de políticas económicas que mas que ayudar, pienso que son mas destructivas en estos momentos, donde se habla de subidas de impuestos, se ve la persecución del empresario como el enemigo a batir, sin tener en cuenta que es la única fuente de creación de empleo, además de mover el consumo para poder volver a retomar un sistema económico viable, es decir, todo lo contrario que se debe hacer para reactivar cualquier economía.

Es algo que no me gusta mencionar, la política, pero es cierto que a nivel nacional dejan mucho que desear, pienso que a nivel local los buenos políticos son aquellos que hacen políticas propias y pensadas realmente por y para su entorno, por su gente mas cercana, sin guiarse por ideologías que llevan a separar a las personas, a infundir odio y a confundir a aquellas personas sin capacidad de pensar y razonar en base al sentido común. Sí, sentido común es lo que se necesita en estos momentos. Mi sentido común me dice que tengo amigos de todos los colores y de todas las ideologías, mi sentido común me dice que ante todo están las relaciones humanas y la libertad de poder vivir los unos con los otros, sin importar políticas, religiones o cualquier circunstancia.

Sentido común

Ahora más que nunca, tenemos que hacernos fuertes, como solo los hombres de hierro pueden hacer. Debemos volver a reinventarnos, volver a recuperar la ilusión, que con la que nos está cayendo es bien complicado, pero ahí estamos.

Dos años complicado en mi vida, pero haciendo que esta otra familia que tengo, ECAMA, siga siendo grande, siga haciendo que entre todos unidos podamos afrontar mas fácilmente la batalla que se nos presenta.

Vamos a terminar este bonito número que es 2020, pero que tan canalla ha sido para la humanidad, vamos para un 2021, que parece una fecha como las de las películas de ciencia ficción que veía en mi juventud. Sin duda como siempre se suele hacer, se expulsa un año con la ilusión de mejorar en el próximo. Sin duda así lo haremos, pero con los pies en el suelo y siendo sensatos, no cabe dura que nos espera un 2021 con muchas incertidumbres e incógnitas que resolver.

Sin duda ahí estaremos, venceremos y afrontaremos lo que nos venga, hasta que el cuerpo aguante, pero si me gustaría terminar esta reflexión con un llamamiento a nuestro entorno, sociedad, fuerzas políticas y a todo ser con capacidad de razonamiento, no vale el lamentarse, no vale con echar la culpa de lo que nos pasa a otros, solo vale mirar para adelante y que sea lo que tenga que ser, pero si es cierto, que entre todos podemos hacer que esta pesadilla acabe o sea un mal sueño leve, la sociedad unida en todos los aspectos es la única vacuna que esta pandemia necesita, porque sin nuestro apoyo entre nosotros mismos y a nuestras pequeñas empresas y comercios, esto, puede ser mucho peor de lo que nos imaginamos.

«De la conducta de cada uno, depende el destino de todos«

Animo y vamos a por este 2021, que seguro que entre todos haremos que sea un buen año.