¡Asunto urgente! ¡Despertar!


Estoy viendo un titular en el cual anuncian la luz al final del túnel para los comercios, eso sí, con la desaparición de 30.000 puestos de trabajo solamente en el sector textil, con el cierre del 25% de Empresas y con las ventas un 35% por debajo de niveles precrisis. ¿De verdad?, ¿esto es el final del túnel?, hablamos solamente de uno de los sectores.

Mientras tanto hay que cambiar patria por matria, porque es intolerable este concepto, mientras millones de personas están entrando en una situación de pobreza, de desesperación, donde miles de empresas y autónomos están viéndose abocados a cerrar sus negocios, sus sueños, sus ahorros, en definitiva, “su vida”, donde miles de personas ven como pierden su trabajo.

Es necesario despertar y empezar a tomar medidas urgentes, políticas que ayuden a reactivar una economía muy dañada y con muy malas previsiones reales, políticas que ayuden a las PYMES y Autónomos a que puedan seguir tirando del carro de la Economía, los únicos que pueden seguir sacando a este país de la situación en que se encuentran, y a esos que dicen que el número de emprendedores y autónomos está aumentando, no nos engañemos, son personas que sin conocimientos y sin habilidades, que por supuesto se pueden aprender, se meten de autónomos y abren empresas en una huida a la desesperación por no encontrar un trabajo, donde se juegan sus pequeños ahorros o directamente se endeudan para buscar una salida a una situación compleja.

Hay que evitar el seguir regalando, premiando al vago y a los aprovechados de sueldos, subvenciones o prestaciones que hacen que esta serie de personas vivan del cuento y chupando de la teta boba toda su vida, mientras trabajadores, autónomos y empresarios se dejan la piel pagando de forma descompensada todos estos desajustes en la contabilidad de las arcas de dinero público.

Es hora de echar el freno y ver la verdadera razón de la política y no en lo que se ha convertido, en la principal industria donde mas dinero se mueve, la industria política, pero el problema que es dinero público y no se está llevando a los verdaderos fines necesarios para que una Economía sea fuerte y estable.

Asunto urgente, “Gestionar”.

Existe algo muy difícil en estos momentos, donde la política, bajo mi parecer esta creando mas desigualdad, donde la política esta creando mas separatismo entre personas, familias, amigos. ¡Ojo!, aquí es imperdonable que la gente no entre en este juego, deje de comportarse como borregos y empiecen a usar las neuronas.

Imperdonable dónde se está llevando a la educación, donde no se premia el esfuerzo, capacidades, aptitud y actitud, ¿pero realmente somos conscientes de esto?. ¿qué profesionales tendremos?, ¿se imaginan un médico con diferentes asignaturas suspensas?, ¿es justo que tengan la misma suerte que aquel que si trabaja y esfuerza por ser el mejor, por estar preparado de verdad?. Eso así no funciona

Desde las Administraciones Públicas tienen que centrarse en gestionar, hacer que sean eficientes, buscar la productividad del funcionario, donde por desgracia unos pocos hacen que el concepto de funcionario sea algo que empieza a denotar imagen negativa en base a eso, al trabajo, productividad, responsabilidad, hay que hacer que no paguen justos por pecadores, pero para eso es necesario tener un responsable, valga la redundancia, responsable.

Asunto urgente: Adelgazar el gasto público innecesario, adelgazar la burocracia en las Empresas, para que estas puedan dedicarse a lo que realmente tienen que hacer, dirigir sus negocios para tener capacidad para crecer, invertir, contratar, etc…. Buscar el equilibrio que dé fuerza a nuestra economía y a la marca España. Dejar de criminalizar a las Empresas y hacer esa caza de brujas que está ocurriendo en estos momentos, donde hay que recaudar a cualquier precio, aunque hayan criaturas con el agua al cuello.

Hay que adelgazar la presión fiscal que existe en este País, Las Empresas deben pagar en base a los beneficios, que obtengan, pero ahora mismo el sistema que tenemos está al nivel de unos 160 días de trabajo de las empresas, autónomos esta dedicado a pagar, se gane o no en impuestos.

21% de IVA, mas de una quinta parte de todo lo que adquirimos o consumimos es ya impuesto directo, seguimos sumando con IRPF, Tasas, Sucesiones, Donaciones y un largo etc…

Bueno, esta es mi humilde opinión y visión ante una situación que entiendo empieza a ser crítica. Pero tenemos el problema que no hay quién coja las riendas de forma decidida, responsable y de forma firme por reconducir a la senda del crecimiento y estabilidad a nuestro país.

Balance final


Balance de estos dos últimos años, en los cuales hay muchas historias para contar.

Hace dos años, tomé el relevo de la Asociación de Empresarios, Comerciantes y Autónomos de Maracena, de la mano de mi antecesor Antonio Garrido, el cual deja el cargo por su jubilación, un 13 de diciembre de 2018 soy propuesto para ostentar dicho cargo.

La gran responsabilidad que en ese momento recojo, con el cariño de todos los socios y fuerzas vivas de nuestra ciudad hacen que realmente viva una noche muy agradable, pero con el amargor de que el día siguiente, es para mí un día muy marcado, por la perdida de uno de mis pilares fundamentales de mi vida, “Mi Padre”.

Ese día tenía previsto acercarme a visitarlo, a contarle mis penas y mis alegrías, pero antes de poder hacer mi principal propósito ese día, sufro un grave accidente, el cual me ha dejado bastantes secuelas, marcando de nuevo otro antes y después de mi vida, otro mas.

A partir de aquí, mi vida vuelve a sufrir un brusco cambio de nuevo, como pasa ante cualquier crisis, a mí me ha vuelto a cambiar la vida. Tras varias semanas en el hospital y algunas que otras intervenciones, salgo del hospital, y mi primera visita, era la que dejé ese maldito 14 de diciembre pendiente, fecha que ya se me ha quedado grabada doblemente.

A partir de ahí con una larga recuperación, pero con el apoyo y un cariño descomunal de toda la gente de mi entorno, empiezo a distraerme con el cargo y la responsabilidad que se me había cedido, la de cuidar, enriquecer y hacer grande al tejido comercial y empresarial de Maracena, a la cual empiezo a dedicar el tiempo que el accidente me ha robado para dedicarle a mi negocio.

Hoy tengo que decir que esta Asociación es muy Especial, porque está conformada por un grupo de personas que son un ejemplo a seguir, donde recuerdo mis tiempos de niñez en los que la Ciudad de Maracena era un ejemplo de solidaridad y de unión de su gente. Esta gran familia que hoy formamos ECAMA han hecho que me sienta mas comprometido con mi cargo y funciones, porque mi mayor recompensa en estos años, ha sido sin duda el cariño y el apoyo de mi gente.

Volviendo al balance de estos dos años, el primero pasa entre mi recuperación y rehabilitación y mi dedicación casi por completo a hacer crecer un 125% el número de socios, a seguir luchando por nuestro comercio, por nuestras empresas y autónomos. Empezamos ese 2020 lleno de proyectos y de ilusión, donde los indicadores marcan la recuperación de un sector muy dañado y herido.

2020, vaya fecha, la cual quedará para los anhelos de la historia, fecha que con este maldito demonio llamado COVID-19, ha destrozado millones de familias, ha truncado miles de vidas de forma directa, y otras muchas de forma indirecta, porque ¿cuantas vidas se está llevando en otras circunstancias?, la otra gran pandemia que empieza con la salud mental de las personas.

Las PYMES vuelven a sufrir otro fuerte revés, si cabe mas brutal que las anteriores crisis, pero aun mas por ser tan incierta, ya que no es una crisis ni económica ni bursátil, es sanitaria, pero que gravemente destroza la economía de nuestra empresas.

A esto se une el mal ambiente político que se vive a nivel nacional, no hablo ni de unos ni de otros, porque siento que el total de nuestro espectro político no esta a la altura, a esto se une la incertidumbre de políticas económicas que mas que ayudar, pienso que son mas destructivas en estos momentos, donde se habla de subidas de impuestos, se ve la persecución del empresario como el enemigo a batir, sin tener en cuenta que es la única fuente de creación de empleo, además de mover el consumo para poder volver a retomar un sistema económico viable, es decir, todo lo contrario que se debe hacer para reactivar cualquier economía.

Es algo que no me gusta mencionar, la política, pero es cierto que a nivel nacional dejan mucho que desear, pienso que a nivel local los buenos políticos son aquellos que hacen políticas propias y pensadas realmente por y para su entorno, por su gente mas cercana, sin guiarse por ideologías que llevan a separar a las personas, a infundir odio y a confundir a aquellas personas sin capacidad de pensar y razonar en base al sentido común. Sí, sentido común es lo que se necesita en estos momentos. Mi sentido común me dice que tengo amigos de todos los colores y de todas las ideologías, mi sentido común me dice que ante todo están las relaciones humanas y la libertad de poder vivir los unos con los otros, sin importar políticas, religiones o cualquier circunstancia.

Sentido común

Ahora más que nunca, tenemos que hacernos fuertes, como solo los hombres de hierro pueden hacer. Debemos volver a reinventarnos, volver a recuperar la ilusión, que con la que nos está cayendo es bien complicado, pero ahí estamos.

Dos años complicado en mi vida, pero haciendo que esta otra familia que tengo, ECAMA, siga siendo grande, siga haciendo que entre todos unidos podamos afrontar mas fácilmente la batalla que se nos presenta.

Vamos a terminar este bonito número que es 2020, pero que tan canalla ha sido para la humanidad, vamos para un 2021, que parece una fecha como las de las películas de ciencia ficción que veía en mi juventud. Sin duda como siempre se suele hacer, se expulsa un año con la ilusión de mejorar en el próximo. Sin duda así lo haremos, pero con los pies en el suelo y siendo sensatos, no cabe dura que nos espera un 2021 con muchas incertidumbres e incógnitas que resolver.

Sin duda ahí estaremos, venceremos y afrontaremos lo que nos venga, hasta que el cuerpo aguante, pero si me gustaría terminar esta reflexión con un llamamiento a nuestro entorno, sociedad, fuerzas políticas y a todo ser con capacidad de razonamiento, no vale el lamentarse, no vale con echar la culpa de lo que nos pasa a otros, solo vale mirar para adelante y que sea lo que tenga que ser, pero si es cierto, que entre todos podemos hacer que esta pesadilla acabe o sea un mal sueño leve, la sociedad unida en todos los aspectos es la única vacuna que esta pandemia necesita, porque sin nuestro apoyo entre nosotros mismos y a nuestras pequeñas empresas y comercios, esto, puede ser mucho peor de lo que nos imaginamos.

De la conducta de cada uno, depende el destino de todos

Animo y vamos a por este 2021, que seguro que entre todos haremos que sea un buen año.

Confianza


UnknownHay ciertos atributos que son importantes en las personas y sus relaciones, una pareja que no tiene un máximo de complicidad, donde empiezan a nacer secretos entre ambos, donde hay escasez de “Confianza”, me atrevería que es una relación vacía.

En la Empresa pasa igual, donde no hay complicidad entre el equipo, donde hay secretos, envidias, falta de confianza, etc…, mal empezamos o mal terminamos.

Entiendo que si se produce este tipo de acontecimientos hay que aclarar e intentar dar solución a este estado o bien si no se puede reconducir, zanjar la relación antes de que produzca heridas incurables.images

Si tenemos dudas ante lo que acontece, aclaremos lo mas rápido posible y eliminemos las incertidumbres que se generan, y que pueden llevar a algo más complicado y doloroso.

Es duro, complicado y en un momento dado puede ser doloroso, por eso deberíamos todos enfrentarnos a la realidad. Y entender antes de todo, que con secretos, desconfianzas y envidias no se avanza ni se construye, además de envenenarnos mentalmente y moralmente.

8 errores fatales en la empresa


Efectivamente, estos son los 8 errores que hacen que las empresas cojan el camino del suicidio,y es justo lo contrario que debe hacer un empresario. Pasamos a enumerarlos:

Riesgo – Sin riesgo hay monotonía, el riesgo hace que todos los sentidos del empresario estén despiertos.

Flexibilidad – Ser inflexible no es más que ser incapaz de adaptarse a las distintas situaciones que se presentan.

Comunicación – Aislarse es hacerse invisible.

Vulnerabilidad – No sentirse infalible, pues no somos dioses, ni somos perfectos.

Legalidad – Lo ilegal y la trampa hacen daño en todos los sentidos.

Capacidad de analizar, reflexionar y actuar. Son los motores que hacen que la empresa se mueva y rectifique posibles errores.

Exceso de confianza: Es igual que andar con una venda en los ojos, y por tanto es igual a poder colisionar en cualquier momento.

Reducir trámites – El exceso de la burocracia nos hace ineficaces.

El futuro hay que verlo con precaución, ilusión y entusiasmo, pero nunca con miedo.