¡¡¡Esto es la GUERRA!!!


 La desesperación de las Empresas las llevan a meterse en una guerra que a veces pueden conducirles a un suicidio seguro.

Hace falta sentarse, recapacitar y valorar si las estrategias de precios son las correctas, teniendo en cuenta la repercusión que esto puede tener. Si bajamos volumen de ventas, pero además añadimos la bajada de precios, por consiguiente de los márgenes necesarios en las cuentas de explotación, ya no para tener beneficios, sino, para sobrevivir. Además, si nos ponemos a bajar costes, en la mayoría de las veces llegando a “tocar hueso”, perdiendo la capacidad de desarrollar nuestra actividad en plenas facultades.

¿Que estamos haciendo?, sin duda tirarnos por un precipicio en caída libre.

Además, ¿tenemos en cuenta otros factores?. Ultimamente me estoy dando cuenta que estamos parando el consumo de forma inconsciente, estamos confundiendo al usuario con tanta guerra, que no lleva más a la pérdida de calidad en servicios, y al suicidio de las empresas que hacen esto.

Hay que seguir teniendo en cuenta que el usuario quiere calidad en el servicio, que quiere seguridad en un servicio post-venta ante cualquier problema, y la atención personalizada. Es sin duda que las cadenas verticales, (ejemplo MediaMarkt), van en caída libre, de hecho esta semana nos dieron números de la caída que llevan y es verdaderamente estremecedora, claro está, que los comercios especializados están tomando mas relevancia y mas importancia en este sentido.

 Por supuesto, debemos empezar a cuidar el valor de nuestras empresas, valor que tiene el precio de seguir manteniendo los márgenes necesarios para mantener nuestras compañías, valor que nos harán mantener las inversiones necesarias para seguir creciendo, para seguir generando empleo, que como he comentado varias veces, el tejido empresarial de la pequeña y mediana empresa, produce mas del 80 % de empleo en España, y hasta que no tomemos conciencia de esto, tanto empresarios, como gobernantes, como USUARIOS, no saldremos de este agujero.

Recordad, las Empresas o Empresarios no son los malos de la película, y en cambio son los castigados por norma.

Pero, ¿hasta dónde vamos a llegar?


Cada día quedo mas perplejo, hasta que nivel de ineptitud e idiotez tienen los que nos gobiernan, ¿es esto lógico?, mientras que millones de familias están que no llegan a final de mes, familias que han entrado en niveles de pobreza que hacia muchísimos años no se veían en España, que las Empresas luchen por salvar sus negocios, que son el comer de muchas familias.  Y mientras que se dediquen a ESTO:

Piropear a una mujer podría tener pena de cárcel y una sanción económica de 3.000 euros

Bibiana AidoBibiana Aido.

La directora general de Igualdad, Bibiana Aido, trabaja en la elaboración de un protocolo de atención a las mujeres que sean objeto de piropos en la vía pública, atendiendo así una vieja reivindicación de algunos grupos feministas que consideran este tipo de expresiones como “otra forma de violencia contra las mujeres”. Pese al avance de la medida, se desconoce si el protocolo incluirá sólo a las palabras que la denunciante considere ofensivas o si, por el contrario, seguirá un criterio semántico fijo.

Esta medida, que se pondrá en marcha a partir del último trimestre de 2011, incluirá las sanciones que contempla la ley de igualdad de género, que irían desde prisión a una multa económica de 3.000 euros.

Bibiana Aido declaró hace unos días que su departamento trabaja para que las víctimas se sientan protegidas, y animó a las afectadas a denunciar sus casos y a que reclamen sus derechos ante la justicia.

El pasado mes de marzo, tras recibir las quejas de las feministas, la propia ministra de Sanidad, Leire Pajín, se comprometió con ellas a determinar los puntos en que se debe actuar para garantizar los derechos de las mujeres.

Las feministas, por su parte, expresaron recientemente su satisfacción por la receptividad del Gobierno a sus propuestas: “Entendemos que debe darse la importancia que merece a este asunto, ya que la nuestra es una sociedad evidentemente machista”.

Creen que el piropo constituye una forma de ejercer coacción contra las trabajadoras y menoscabar su dignidad y advirtieron que se trata de una realidad latente sobre todo en los ámbitos laborales.

“Muchas mujeres se niegan a denunciar estos ataques verbales por temor a las represalias”, se indica desde una de las entidades feministas que aplauden la nueva medida gubernativa.

¡YA ESTÁ BIEN!